Comunidades amazónicas y campesinos intervendrán en consulta prelegislativa INGENIOS

Jueves, 14 de enero del 2016 - 18:51 Imprimir Elaborado por: Sala de prensa
Comunidades amazónicas y campesinos intervendrán en consulta prelegislativa INGENIOS

La Federación Interprovincial de Comunas y Comunidades Kickwa de la Amazonía Ecuatoriana (Ficckae) y la Confederación Intercultural Campesina del Ecuador (Amaru) acudieron a la Sede Legislativa, con el propósito de inscribirse y participar activamente en la consulta prelegislativa del proyecto de Código Orgánico de Economía Social de los Conocimientos, la Creatividad y la Innovación (INGENIOS).

La mayor preocupación de estas organizaciones es las patentes, la recuperación, el fortalecimiento y potencializar los saberes ancestrales, la medicina tradicional y que se reconozcan, fundamentalmente,  los conocimientos de los sabios ancianos.

Nuestras culturas y el tema general de la ancestralidad, se han ido perdiendo en el transcurso de los años, señaló Blanca Grefa, presidenta de la Ficckae, al manifestar también que lamentablemente las plantas medicinales amazónicas han sido patentadas en otras partes del mundo, dejando de lado los saberes originarios.

Tras indicar que su organización está compuesta por 72 comunidades de Sucumbíos y Orellana, lo que implica 10 mil habitantes, la dirigente manifestó que la consulta prelegislativa es clave para exponer la sabiduría de los ancianos, de los yachay, de las parteras, de los pajuyos. En el Código INGENIOS, hay que darle el valor real a la ancestralidad, enfatizó. 

Destacó el poder de la guayusa, que para ellos es sagrada; es energizante, nos permite estar en pie desde las tres de la mañana para labrar el campo, quita el dolor de muela, impide que fácilmente nos muerda la culebra cuando en la tierra estamos sin botas. Ese tipo de grandes costumbres tiene que ser difundidas a los niños, jóvenes y la población, añadió.

Origen de productos

Mientras, Luis Simbaña, titular de Amaru, destacó que el proyecto INGENIOS recoge las aspiraciones de pueblos y nacionalidades, por ejemplo, la denominación de origen de los productos y el potencial que tienen, los saberes ancestrales, mismos que deben ser protegidos.

Hace poco tiempo, la falta de oportunidades y una legislación acorde a lo que sentimos y pensamos era una marcada realidad; hoy la consulta facilitará definir mecanismos efectivos para proteger nuestras semillas y plantas sagradas, lo que va de la mano con las disposiciones de las leyes de Aguas, de Tierras, las reformas a la Economía Solidaria, el proyecto de Semillas. Depende de los ciudadanos ser corresponsables del desarrollo del país, dijo.

Amaru está en la Costa, Sierra y Oriente, en 15 provincias, con presencia de 113 filiales a nivel nacional, que involucra a 20 mil familias, explicó.

Pedro Chasín Bonilla, oriundo del cantón Muisne, parroquia san Gregorio, comunidad San Pedro de Vilches, integrante de Amaru, habló de la necesidad de compartir e intercambiar información sobre el contenido y bondades del Código INGENIOS.

MG