Proyecto de Código del Ambiente fue socializado en Ambato

Lunes, 18 de enero del 2016 - 13:25 Imprimir Elaborado por: Sala de prensa
Proyecto de Código del Ambiente fue socializado en Ambato

Con el propósito de que la ciudadanía de la provincia de Tungurahua esté informada y emita sus propuestas en torno al proyecto de Código Orgánico del Ambiente, la Comisión de Biodiversidad realizó hoy la socialización de esta normativa en la ciudad de Ambato.

El acto contó con la participación de Cecilia Chacón viceprefecta de Tungurahua; Alexandra Salazar, directora provincial de Gestión y Calidad Ambiental; el presidente de la Comisión de Biodiversidad y Recursos Naturales Carlos Viteri Gualinga y la asambleísta Elizabeth Reinoso, legisladora por la provincia de Tungurahua.

Carlos Viteri Gualinga, al exponer ante los ciudadanos de la localidad el contenido y alcances de la propuesta, destacó que es innovadora, moderna con visión de futuro, que permitirá el equilibrio tan necesario y discutido entre el ser humano, las actividades económicas y la naturaleza.

El legislador explicó que el Código es necesario para la naturaleza y la ciudadanía. Es preventivo y precautela los derechos constitucionales de la naturaleza, para lograr el buen vivir o sumak kawsay, a través de la sostenibilidad, conservación, equilibrio y protección del ambiente.

Enfatizó que el buen vivir o sumak kawsay es el pilar fundamental alrededor del cual se construyen los derechos y responsabilidades de los ciudadanos y el Estado, mismos que están basados en el respeto a la naturaleza y el mantenimiento de sus ciclos vitales.

Carlos Viteri sostuvo que el Código impulsa un cambio de conducta y genera responsabilidades en torno al ambiente; crea sistemas que articulan los diferentes niveles de gobierno en los distintos ejes de gestión ambiental y recursos naturales; promueve el bienestar y equilibrio de la naturaleza con el ser humano. También endurece las sanciones acopladas a la realidad actual y a la conducta social.

El legislador informó que la norma desarrolla principios ambientales como quien contamina paga, in dubio pro natura, prevención, precaución, reparación integral, desarrollo sustentable, mejores prácticas ambientales.

Subrayó que el propósito es precautelar los derechos constitucionales creados en favor de la naturaleza así como del ser humano, cambiando el comportamiento del ciudadano y fomentando la educación ambiental, respetando la integridad de cada ser como elemento de la naturaleza.

Aseveró que uno de los libros del Código está dedicado íntegramente al cambio climático y se legisla sobre temas en donde Ecuador se encuentra a la vanguardia, como es la justicia ambiental.

La socialización del Código Orgánico del Ambiente tendrá una segunda fase en la misma provincia de Tungurahua el 25 de este mes.

RSA/pv