Concluyó primer debate del proyecto para evitar elusión del impuesto sobre herencias

Martes, 26 de enero del 2016 - 14:34 Imprimir Elaborado por: Sala de prensa
Concluyó primer debate del proyecto para evitar elusión del impuesto sobre herencias

Luego de la intervención de 15 parlamentarios que se pronunciaron sobre el proyecto de Ley para evitar la Elusión del Impuesto a la Renta sobre Herencias Legados y Donaciones se cerró el primer debate, en el que se resaltó la necesidad de recortar las brechas de desigualdad, se dejó constancia que este impuesto está vigente desde 1927, por tanto, no se modifica la tabla del impuesto y se impulsa la cultura tributaria que debe ser cotidiana entre ecuatorianos.

Se precisó que los fondos que se recauden por el impuesto a las herencias legados y donaciones se utilizará en un fondo de becas para los quintiles más pobres sobre todo a miembros de comunidades y nacionalidades indígenas, pueblo afroecuatoriano, montubios, migrantes e hijos de madres jefas de hogar. El objetivo central de la normativa es generar sociedades más equitativas para lo cual el Estado debe generar mecanismos de distribución y erradicar por todos los medios posibles la elusión del impuesto que se lo hace a través de distintas figuras como fideicomisos.

La asambleísta Alexandra Ocles precisó que la cultura tributaria tiene que ser cotidiana en la sociedad ecuatoriana, pues todo esfuerzo por mejorar la eficiencia en la recaudación de impuestos es bueno porque generará procesos más justos. Más allá del monto recaudado urge garantizar la igualdad de oportunidades a distintos sectores a través de la provisión de becas para los jóvenes de los quintiles más bajos, señaló.

De su lado, el legislador Andrés Páez dijo que es necesario clarificar el carácter legitimario en la normativa, a fin de evitar problemas a futuro y precisar lo que tiene que ver con la donación (cosas) y la cesión (derechos) y explicó que la posesión efectiva no es título de propiedad.

La parlamentaria Marisol Peñafiel aclaró que la normativa no genera inestabilidad ni ataca derechos. Hay que pagar el impuesto a la herencia por principio de cultura y justicia tributaria, agregó al precisar que hay que apoyar al Estado para la redistribución de la riqueza.

Fausto Cayambe recordó que en los diálogos por la equidad y justicia social que se llevó a cabo en territorio, la ciudadanía se pronunció en la necesidad de romper las desigualdades entre ricos y pobres y ninguno se opuso al pago de impuestos reales más bien se pidió terminar con los evasores de impuestos.

De su lado, el asambleísta Ramiro Vela recordó que en la historia del Ecuador siempre existió un sector pudiente que nunca le gustó pagar impuestos. En 1835 el presupuesto era de 500 mil pesos, de los cuales 200 mil venían de las aduanas, 200 mil del impuesto que pagaba los indígenas y el resto del impuesto al tabaco, agua aguardiente, alcabalas. Hoy con la normativa se evita el atraco al pueblo ecuatoriano y se pone una mirada hacia aquellos sectores que por años estuvieron olvidados para apoyarles con becas para educación, subrayó.

El legislador José López pidió identificar las figuras jurídicas donde hay transferencia de dominio, acciones, bienes y muebles porque en el texto del proyecto no está claro y especificar cuáles son los actos jurídicos y figuras análogas que evitan la elusión fiscal. Está de acuerdo que los recursos se orienten a la educación de ciertos grupos de la sociedad para cubrir de alguna manera las injusticias que se han producido de generación en generación. Pidió establecer el organismo que velará por los fondos que se recaude por concepto de impuesto a la herencia, legados y donaciones y que se garantice la proporcionalidad entre beneficiarios.

La primera Vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Rosana Alvarado, ratificó que la normativa no crea nuevos impuestos, la tabla se mantiene y se busca solucionar el problema de elusión. Hay más de 1.600 fideicomisos dijo. Cierto es que no se recaudará mucho por concepto de este tributo, pero el sentido es apoyar a la educación mediante becas para quienes menos tienen. No nos quedemos quietos ante las trampas, pues si hay que mejorar los controles, hay que hacerlo por tanto a los legisladores nos toca cerrar aquellas ventanas de elusión de impuestos, concluyó.

JLVN/pv