Comisión de Derechos Colectivos trata proyecto para prevenir castigo físico a niños

Viernes, 29 de enero del 2016 - 10:25 Imprimir Elaborado por: Sala de prensa
La Comisión de los Derechos Colectivos sustanciará el proyecto de Ley Orgánica para una Niñez y Adolescencia Libre de Castigo Físico y Tratos y Penas Degradantes. Foto - Archivo

El Consejo de Administración Legislativa, CAL, calificó el proyecto de Ley Orgánica para una Niñez y Adolescencia Libre de Castigo Físico y Tratos y Penas Degradantes de la asambleísta Marisol Peñafiel y lo remitió a la Comisión de Comisión de los Derechos Colectivos, Comunitarios y la Interculturalidad de la Asamblea Nacional.

La resolución del CAL señala que la propuesta cumple todos los requisitos señalados en el artículo 56 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa.

La iniciativa tiene 24 artículos, una disposición transitoria, tres reformatorias y una final. En la exposición de motivos se indica que en el artículo 66 numeral 3 de la Constitución, se garantiza la total prohibición de tratos y penas crueles y degradantes; “los tratos degradantes se refieren a todo comportamiento de obra o palabra que humilla o menoscabe la dignidad de una persona”.

De acuerdo con la proponente de la iniciativa, Marisol Peñafiel, el proyecto busca erradicar todo tipo de violencia o maltrato físico que pueda causar daño a las niñas, niños y adolescentes. “Este proyecto de ley no tiene el carácter de punitivo sino mas bien preventivo” explica.

Según el artículo 3, los fines de la normativa son “prohibir el castigo físico o corporal y el trato degradante a niños, niñas y adolescentes por parte de cualquier persona y en cualquier espacio de la vida cotidiana”.

El artículo 5 define como trato degradante a la práctica, palabra, obra, mueca o gesto utilizada para corregir la conducta de niñas, niños y adolescentes o es empleada como medida disciplinar o pedagógica... que desprecie o menoscabe la dignidad de una persona o la cosifique...”

El proyecto, en el artículo 10 prohíbe el uso del castigo corporal en cualquiera de sus formas y determina que ningún castigo corporal será calificado como razonable o moderado y su uso está completamente prohibido.

El documento propone, además, reformar el Código Orgánico Integral Penal, incluyendo después del artículo 154 un nuevo articulado, en donde se sancione con pena privativa de la libertad de 6 meses a dos años, a la persona que “exponga en peligro la vida o salud física o mental de una niña, niño o adolescente que se encuentre bajo su autoridad”.

RB/pv