Código INGENIOS se debate en Santa Elena. Pueblo cholo pide su reconocimiento

Martes, 03 de mayo del 2016 - 12:48 Imprimir Elaborado por: Sala de prensa

En la Universidad Estatal de Santa Elena se cumplió la audiencia pública provincial del proyecto de Código de la Economía Social de los Conocimientos, Creatividad e Innovación (INGENIOS), como parte de la consulta prelegislativa, bajo la coordinación de los asambleístas Noralma Zambrano, Ricardo Moncayo y Segundo Campoverde.

En este evento participaron las comunas La Entrada, Bambil Desecho, Las Balsas, Manantial de Colonche, La Barranca, Montañita, Loma Alto, Barcelona; Federación del Pueblo Cholo, Colectivo Cultural Valdivia, Pueblo Huancavilca, representantes del Seguro Social Campesino, autoridades de la Universidad de Santa Elena, de la Senescyt, del Consejo Nacional Electoral (CNE), del Instituto de Propiedad Intelectual (IEPI).

El parlamentario Segundo Campoverde manifestó que la socialización y consulta prelegislativa responde a un mandato legal y constitucional, al enfatizar que INGENIOS  constituye una herramienta jurídica y oportunidad para soñar en hacer realidad las invenciones y patentar nuestros conocimientos.

Bayardo Villegas, de la Senescyt, dijo que esta normativa ha sido impulsada desde el 2014 y busca crear un marco legal en el que se potencialice la ciencia, la tecnología, la innovación dentro del cambio de la matriz productiva, facilitando la generación de recursos, a fin de salir de la economía extractivista en que nos encontramos.

Wilson Ushiña, del IEPI, habló de la necesidad impostergable que Ecuador desarrolle tecnología acorde a su propia realidad, al precisar que el 98% de las patentes solicitadas y concedidas son extranjeras y apenas el 2% pertenecen a nacionales.

Consensos

La asambleísta Noralma Zambrano, de la zona peninsular, sostuvo que con las tres comunidades registradas en Santa Elena se alcanzó un consenso total respecto de los temas sustantivos de la consulta prelegislativa. En todo caso, las preocupaciones radican en que las comunas sean atendidas en función de sus recursos genéticos y biodiversidad, que éstas autoricen y controlen la presencia de cazadores en sus tierras.

Mientras, el legislador Ricardo Moncayo consideró que INGENIOS es trascendente para el desarrollo del conocimiento, la creatividad y la innovación; fomentará  el  crecimiento en todos los órdenes: económico, científico y social, agregó.

La voz de la ciudadanía

Gilberto de la Rosa, presidente de la Asociación del Pueblo Cholo, destacó que esta población que se dedica a actividades de pesca, navegación, artesanía e involucra a las poblaciones de Los Ríos, Guayas, Manabí, Santa Elena, El Oro, Esmeraldas, busca su reconocimiento en la Constitución para consolidar sus derechos, tal cual lo tienen los pueblos indígenas, afroecuatoriano y montubio.

Juan Bautista Catuto, de la Comuna Bambil Desecho, señaló que, hoy por hoy, la ciudadanía en  general tiene la posibilidad de hacer escuchar su voz, para que las leyes se construyan para el bienestar de las comunidades.

Jenny Rodríguez, de la Escuela Politécnica del Litoral (ESPOL), invocó a revisar la serie de trámites que se exigen para que la academia pueda impulsar procesos intensos de investigación.    

El ciudadano Luis Bajaña reconoció que por primera vez en la legislación ecuatoriana se toma en cuenta los saberes ancestrales, además se pone aunque teóricamente en el código, a la misma altura de los conocimientos occidentales. Pidió que en el Consejo Consultivo se incluya a un representante indígena de la Sierra, de la Costa y Amazonía.

MG/pv