Consensos son primacía en consulta prelegislativa del Código Ingenios, según informe

Miércoles, 08 de junio del 2016 - 14:13 Imprimir Elaborado por: Sala de prensa
Consensos son primacía en consulta prelegislativa del Código Ingenios, según informe

“Los resultados de los consensos superan a los disensos”, ésta es una de las conclusiones a las que llegó la Comisión de Educación, en el informe final de resultados de la consulta prelegislativa del proyecto de Código de la Economía Social de los Conocimientos, Creatividad e Innovación (Ingenios), que aprobó hoy la Comisión de Educación. En el proceso participaron 85 organizaciones de primer, segundo y tercer grado, titulares de derechos colectivos y otras organizaciones sociales. Los legisladores recorrieron 23 provincias.

En el documento también se destaca la gran acogida que tuvo el código y que las organizaciones participantes, en su mayoría, expresaron la necesidad de aprobar este proyecto, ya que es el primer cuerpo normativo que regula los conocimientos tradicionales en el Ecuador. De manera general, se asegura que no hay disensos puntuales que cuestionen la esencia de las temáticas sustantivas planteadas en el articulado.

La comisión consultó a las organizaciones tres temas. El uno se refiere al acceso, uso y aprovechamiento de la biodiversidad y los saberes ancestrales. En este caso el informe señala que se cuestionó el constante abuso y engaño que han sido víctimas los colectivos y se sugirió mejorar la conformación de los Consejos Consultivos. En principio, el proyecto plantea que se constituya esta institución con un representante de las nacionalidades y pueblos indígenas, uno del pueblo afroecuatoriano, uno del pueblo montubio, uno de las instituciones de educación superior y uno de las organizaciones no gubernamentales vinculadas con la materia.

Sobre el segundo tema, que tiene que ver con la investigación, los conocimientos ancestrales y la biodiversidad, los planteamientos se centraron en los mecanismos de control para la protección, así como para el acceso, aplicación industrial y fines comerciales de los recursos genéticos, biológicos, biodiversidad y conocimientos tradicionales. En tanto, en el tercer tema, sobre protección y legítimos poseedores de los saberes ancestrales, la principal preocupación radicó por una definición más clara sobre la posesión, titularidad y la debida protección a favor de los poseedores y titulares colectivos de estos conocimientos tradicionales.

En el informe se destaca que durante la consulta las organizaciones plantearon otros temas, que no necesariamente tenían que ver con la consulta, como el fomento de la transmisión de conocimientos tradicionales; el desarrollo sistemático y simultáneo del conocimiento ancestral y del conocimiento “occidental”; el establecimiento de mecanismos de compensación por daño ambiental; y, participación mínima del 40% en los beneficios derivados sobre cualquier investigación relacionada con saberes ancestrales y recursos biogenéticos.

La regulación de la utilización de plantas de uso medicinal; la inclusión de prácticas de medicina ancestral en el sistema de salud; y, la inclusión de los conocimientos tradicionales en la educación a todos los niveles y desarrollo de centros de instrucción formal, fueron los otros temas que se propusieron durante la consulta.

LM/pv