Empezó tratamiento de ley que beneficia a deudores de buena fe

Jueves, 16 de febrero del 2017 - 13:55 Imprimir Elaborado por: Sala de prensa

Como estaba previsto, la Comisión de Régimen Económico, empezó el tratamiento del proyecto de Ley Orgánica para la Reestructuración de las Deudas de la Banca Pública, Banca Cerrada y Gestión del Sistema Financiero Nacional y Régimen de Valores. Diego Martínez, ministro Coordinador de la Política Económica, explicó los alcances que tendría la normativa de llegar a aprobarse.

Como señaló Martínez, la ley tiene dos objetivos: por un lado, brindar una facilidad adicional de pago a los deudores de la banca cerrada, en casos específicos, para extender los plazos a quienes tienen deudas originadas en temas hipotecarios, con el objetivo de que no pierdan sus casas y que cuando no paguen su deuda a tiempo, no exista la posibilidad que vuelvan a la deuda antigua. Por otro lado, para los deudores del Banco Nacional de Fomento (BNF), que adquirieron compromisos crediticios para actividades agropecuarias y pesqueras, se establece un beneficio para que puedan condonarse intereses, con un plazo de cinco años de pago.

“Se beneficia a un grupo importante de gente que rebajará la cantidad de su deuda y se combina la voluntad de pago con las facilidades. El objetivo es apoyar a los deudores de la banca cerrada y del BNF en liquidación”, dijo Martínez.

Beneficios

Madeleine Abarca, gerente del Banco Central del Ecuador, también estuvo en la comisión y aseguró que se busca flexibilizar el pago de deudas de quienes siempre trataron de cancelarlas. Explicó los mecanismos que se prevén. En primera instancia, los deudores que recalcularon sus deudas o incumplieron sus pagos tendrán la posibilidad de ponerse en orden en 90 días y recuperar los beneficios otorgados.

También se establece que el inicio de los procesos de coactiva se ejecuten cuando el deudor supere los seis meses de incumplimiento de pago, en lugar de los dos meses que estipula la ley de 2014. Además, los deudores de origen de crédito hipotecario tendrían la posibilidad de extender el plazo de pago hasta 12 años con un año de gracia. Es decir, para que no pierdan su bien inmueble, tendrán la posibilidad de pagar en ese lapso.

Existen más beneficios, por ejemplo, los deudores con créditos vinculados de hasta 150 mil dólares, en capital acumulado, pueden recalcular sus deudas. Se condonan deudas de origen hipotecario de hasta 150 mil dólares, cuando el deudor hubiere fallecido. También, según Katya Torres, delegada del BCE para este tema, en el actual proyecto de ley, Recycob, conforme información públicamente disponible, es una compañía de servicios auxiliares de gestión de cobranza, cuyo accionista mayoritario es el Estado, y se encargaría de la gestión de cobro de las operaciones de los deudores de las 31 instituciones financieras extintas, que actualmente se encuentran bajo gestión de cobro del BCE.

“Con este proyecto de ley tendrían la oportunidad de ponerse al día y recuperar beneficios que ahora no los tienen”, finalizó Madeleine Abarca, quien aclaró que tampoco se trata de una condonación para los grandes deudores.

MC/pv