Carlos Baca aseguró que investigarán todo lo ocurrido desde agosto de 1998

Viernes, 16 de junio del 2017 - 14:42 Imprimir Elaborado por: Sala de prensa

Al responder las preguntas formuladas por los asambleístas, el fiscal General, Carlos Baca Mancheno, aseguró que van a investigar todos los actos de corrupción que se hayan cometido desde el 10 de Agosto de 1998, cuando entró en vigencia la reforma integral de la Constitución, que incluyó la imprescriptibilidad de los delitos contra la Administración Pública (peculado, concusión, cohecho).

Sin hacer una afirmación, sino como presunción, Baca Mancheno subrayó que probablemente los delitos que pudieron cometerse desde 1987 en que Odebrecht llegó al país, podrían haber prescrito, porque regía una normativa diferente que establecía la prescripción del delito en el doble de la pena de reclusión que se imponía para cada caso.

De otro lado, reiteró la imposibilidad de revelar los detalles de la investigación que llevaron a los allanamientos en el caso Odebrecht, como en el caso del Metro para Quito. “Por razones procesales y de reserva no pueden ser revelados, ni en la Comisión, ni de manera privada a ninguna persona”, insistió.

Justificó los allanamientos en lo previsto en el Art. 480 del Código Orgánico Integral Penal, que faculta a la Fiscalía solicitar el allanamiento para recabar las posibles evidencias que puedan abonar a la investigación de un caso específico.

Sobre los paraísos fiscales, Carlos Baca dijo que probablemente ni con la reforma legal que se tramita en la Asamblea se pueda controlar efectivamente el uso de este mecanismo para ocultar bienes mal habidos, porque muchas veces las personas que aparecen como titulares de esas cuentas no son funcionarios públicos, por tanto no están sometidos al control de la Contraloría General del Estado, menos aún al control político de la Asamblea.

Sin embargo, aclaró, no estamos hablando de una categoría de crimen perfecto, sino que el seguimiento de un entramado de corrupción como el de Odebrecht es muy difícil que a Brasil le ha llevado más de tres años la investigación y todavía no hay resultados definitivos, cada vez afloran nuevos responsables, hay nuevos detenidos y el proceso continúa.

Finalmente, Carlos Baca expresó su disposición a acudir a la Asamblea las veces que sean necesarias pero, advirtió: “no me pregunten detalles de la información que se ha recabado, ni de la estrategia de la investigación, porque les diré que tengo nada nuevo que decir, por respeto al sigilo y al debido proceso”.

La presidenta de la Comisión de Fiscalización, María José Carrión, agradeció la presencia de Carlos Baca Mancheno, por el aporte brindado a la sustanciación del juicio político al contralor Carlos Pólit.

EG