Pleno cierra debate sobre tema de la propiedad intelectual en Código de Ingenios

Jueves, 05 de noviembre del 2015 - 13:35 Imprimir Elaborado por: Sala de prensa
Pleno cierra debate sobre tema de la propiedad intelectual en Código de Ingenios

La primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Rosana Alvarado, cerró el debate del libro tercero, sobre propiedad intelectual, derechos de autor, patentes y líneas gráficas del Código Orgánico de la Economía Social de los Conocimientos, Creatividad e Innovación. En esta ocasión, los asambleístas coincidieron que el proyecto debe ser sometido a consulta prelegislativa e hicieron observaciones referentes a los derechos colectivos y el equilibrio entre titulares y usuarios en la gestión del conocimiento y la propiedad intelectual.

Esthela Acero enfatizó que la ley permitirá el desarrollo de la investigación, que los investigadores cuenten con los recursos para realizar su trabajo; fomentará la creación de las industrias y regulará el patrimonio intelectual del país.

Señaló, además, que a las comunidades, comunas, pueblos y nacionalidades indígenas les interesa que la norma, no solo reconozca los conocimientos y saberes ancestrales, sino que establezca los mecanismos que permitan la investigación y el desarrollo de los conocimientos y saberes ancestrales.

Pidió que se establezca la creación de institutos, escuelas y centros de capacitación e investigación para que niños y jóvenes vayan adquiriendo habilidades, sabiduría y conocimientos ancestrales que serán el puntal fundamental para el desarrollo del país.

También propuso que se establezca claramente las limitaciones al acceso a los recursos genéticos y que se someta a consulta prelegislativa.

El asambleísta Gastón Gagliardo, integrante de la Comisión de Educación, reiteró que la mesa está abierta a escuchar planteamientos de los diversos actores y sectores sociales, porque el Código de Ingenios es una propuesta técnica que requiere del aporte de todos. Presentó observaciones sobre temas relacionados con el derecho del autor, patentes, distribución de beneficios de invención.

De su lado, René Yandún respaldó la propuesta para que el proyecto sea sometido a consulta prelegislativa, porque interesa a niños, jóvenes, universitarios, profesionales y a todos los que hacen el conocimiento ancestral. A su parecer no fue socializado suficientemente, a la vez que sostuvo que es importante respetar los tratados y acuerdos internacionales ratificados por el Ecuador sobre esta materia.

Diego Vintimilla aclaró que el Código es construido con los aportes de la ciudadanía, que más de 40 organizaciones de la sociedad civil fueron recibidas en la Comisión de Educación para que presenten sus propuestas.

Consideró que en el Consejo Consultivo debería intervenir un representante de la Asamblea Ciudadana del Buen Vivir y de pueblos indígenas y que el código debe garantizar protección de datos ciudadanos y la neutralidad de la red e internet.

René Caza destacó que el documento se lo viene construyendo desde hace más de año y medio de manera colectiva. Planteó que en la gestión del conocimiento y la propiedad intelectual se asegure el equilibrio entre titulares y usuarios, mientras que Christian Viteri sugirió que se incluya un capítulo referente al derecho exclusivo a la imagen que tienen las personas.

Dijo que la actual Ley de Propiedad Intelectual, que data de 1998, prevé un régimen jurídico que toma como punto central a la propiedad y a derechos privados con enfoque mercantilista, a diferencia con el Código de Ingenios que da relieve al conocimiento con una mirada de responsabilidad social, poniendo por encima a la educación, salud, nutrición, información, acceso a la cultura, al progreso científico.

Isabel Mosquera manifestó que la propuesta es importante y de gran desarrollo para el país, promueve la generación del conocimiento. Sostuvo que en la protección de los recursos biológicos y genéticos se requiere autorización de las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, pueblos montubio y afroecuatoriano.

Solicitó que se incluya a comunas, comunidades, pueblos, nacionalidades indígenas, afroecuatoriano y pueblo montubio en todos los artículos que hable de derechos colectivos.

José Moncayo manifestó que el proyecto es complejo y amplio, que entre sus fines está generar y transmitir el conocimiento, al tiempo que propuso eliminar del sistema nacional a los miembros que cumplen tareas de apoyo.

José Toalombo destacó el valor y trascendencia de los saberes ancestrales de comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas. Apoyó la moción para que el proyecto sea sometido a consulta prelegislativa. “Con el Código acabaremos el atraco y usurpación de conocimientos de comunidades por parte de antropólogos y empresas”, aseguró.

Noralma Zambrano destacó que código reconoce y otorga la oportunidad a los investigadores nacionales y garantiza la libertad de investigación con ética. Es un compromiso con la patria, los saberes ancestrales y una oportunidad de crear, aseguró.

Luis Fernando Torres expresó su preocupación en torno al tema de código de ética establecido en varios artículos, sin definir limitación de sus alcances. A su criterio el Código debe someterse a la legislación internacional en materias de propiedad intelectual y derechos de autor.

RSA/pv