Asamblea trabaja en favor de las lenguas maternas

Lunes, 22 de febrero del 2016 - 11:18 Imprimir Elaborado por: Sala de prensa
Asamblea trabaja en favor de las lenguas maternas

El proyecto de Ley Orgánica de Derechos Lingüísticos de los pueblos y nacionalidades será una prioridad en la agenda legislativa para el 2016. Con esta iniciativa la Asamblea se ajusta a lo que determina la Constitución que establece que el Ecuador es un estado pluricultural y multiétnico, que debe respetar y estimular el desarrollo de todas las lenguas existentes en su territorio. También se adhiere a otras iniciativas como la de la ONU, que declaró al 21 de febrero como el Día Internacional de la Lengua Materna.

Precisamente, a propósito de este día la asambleísta Alexandra Ocles dijo que la pluralidad de las lenguas ancestrales en el Ecuador manifiesta la diversidad cultural de sus pueblos y nacionalidades, que no solo funcionan como medios de comunicación de los pueblos que las hablan, sino también como medios fundamentales de la identidad, herencia y etnicidad de una comunidad lingüística.

La legisladora es la autora del proyecto de Ley de Derechos Lingüísticos. Según ella para que el carácter plurinacional e intercultural del Ecuador sea una realidad, proteger y vitalizar las lenguas originarias es una condición indispensable. Sin lenguas no habrá en el futuro pueblos originarios en el sentido estricto y profundo del concepto, aseveró.

Explicó que las lenguas originarias o ancestrales del Ecuador están en una situación de una pérdida acelerada que en pocas décadas puede terminar con su trasmisión y su existencia vital, como ha ocurrido en otras partes del mundo. Dijo que, a manera de ilustración, en Chimborazo, población identificada predominantemente como kichwa, en 1994 el 92% afirmaba tener como lengua materna esta, pero en el 2004 la cifra bajó a un 30%. Las investigaciones muestran que es una tendencia generalizada, señaló.

En este sentido, sostuvo que el Estado ecuatoriano tiene una enorme responsabilidad y, al mismo tiempo, una gran oportunidad. Indicó que la Constitución del 2008 ya marcó un antes y un después, al definir al Ecuador como un Estado intercultural y plurinacional, así como con el reconocimiento del kichwa y el shuar como idiomas oficiales, junto con el castellano.

Sin embargo, Alexandra Ocles aclara que la sola oficialización de las lenguas originarias no es suficiente. Dice que para proteger y desarrollar las lenguas es necesaria una ley que garantice los derechos lingüísticos de sus hablantes. Con su propuesta se crearía una Secretaría Nacional de Política Lingüística, para que haga efectivo el proceso de normalización lingüística de las lenguas ancestrales.

El proyecto tiene como objeto reconocer y garantizar los derechos lingüísticos individuales y colectivos de los pueblos y nacionalidades y que el Estado garantice la protección, conocimiento, uso, rescate y vitalidad de las lenguas ancestrales. Determina que todas y todos los hablantes de lenguas ancestrales tendrán derecho a comunicarse entre sí en sus lenguas, sin restricciones en el ámbito público o privado en todo el territorio ecuatoriano, de forma oral o escrita, en todas sus actividades sociales, económicas, políticas, culturales y religiosas.

No obstante la Asamblea ya ha legislado con esa visión. La Ley de Comunicación determina que los pueblos y nacionalidades indígenas, afroecuatorianas y montuvias tienen derecho a producir y difundir en su propia lengua contenidos que expresen y reflejen su cosmovisión, cultura, tradiciones, conocimientos y saberes. Mientras que, la Ley Orgánica de los Consejos Nacionales para la Igualdad crea el Consejo de Pueblos y Nacionalidades, que tendrá como fin asegurar la plena vigencia y el ejercicio de los derechos consagrados en la Constitución, para estos grupos sociales.

Otra de las normas es el Código General de Procesos que, por ejemplo, para citaciones en la actividad procesal a comunidades indígenas, afroecuatorianas, motuvias y campesinas se realizará con la entrega de una copia de la demanda en castellano y en el idioma de la comunidad a tres miembros que sean reconocidos como sus dirigentes.

Así mismo, en las audiencias el idioma oficial es el Castellano, de no poder entender o expresarse con facilidad, las personas intervinientes serán asistidas por una o un traductor designado por la o el juzgador

LM/pv