Mesa de diálogo del Código Ingenios cerró con jornada nacional

Viernes, 20 de mayo del 2016 - 15:13 Imprimir Elaborado por: Sala de prensa

Hoy, con la Mesa de Diálogo Nacional, continuaron las jornadas de consulta prelegislativa del Código Orgánico de la Economía Social de los Conocimientos, Creatividad e Innovación, conocido como Ingenios. Decenas de organizaciones participaron en el cierre. Son 13 artículos de 570, los que generan debate. Los asambleístas que forman parte de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, luego de sintetizar todos los conceptos resumieron a tres los temas sustantivos.

Para el asambleísta Diego Vintimilla, el acceso, uso y aprovechamiento de la biodividersidad y saberes ancestrales, es uno de los temas que marcó la agenda en un mes de socialización en 23 provincias del país. “La conclusión es que el Estado bajo ningún concepto puede recibir menos beneficios que quien se lleva los conocimientos”, dijo.

Para el asambleísta, hay que evitar el uso y aprovechamiento indebidos del conocimiento, para garantizar el acceso, pero bajo normas claras, con el objetivo de que nadie pueda saltarse los procedimientos y evitar la biopiratería, pues cree que los conocimientos tradicionales pueden ser también una fuente de ingresos. “Se debe garantizar el consentimiento libre, previo e informado del acceso a los conocimientos”, dijo.

Recursos genéticos

En cuanto a la protección de los recursos biológicos y genéticos en investigaciones científicas se aclaró que de existir una intención comercial deberá tener todas las autorizaciones respectivas. “La historia nos deja duras lecciones. Vinieron con la biblia y nosotros teníamos el oro, nos enseñaron a rezar, nosotros nos quedamos con la biblia y ellos con el oro. Se llevaron el conocimiento y los dueños de ese conocimiento no obtuvieron ningún beneficio”, dijo Vintimilla.

Otro de los temas que generó debate en las provincias fue lo referente a la creación de un Consejo Consultivo, para el acceso a los saberes. Sin embargo, Diego Vintmilla aseguró que se debe garantizar que los representantes de pueblos y nacionalidades tengan conocimiento de lo que se quiere hacer y tener el acompañamiento constante, para que se garanticen los derechos y la participación ciudadana en decisiones que tienen grandes implicaciones en las lógicas productivas y de desarrollo tecnológico.

Protección del patrimonio

Una de las conclusiones a las que llegaron fue que el código debe generar los mejores mecanismos para proteger las invenciones y el patrimonio ecuatoriano. En el caso de las patentes quedó claro que existe un paquete que no puede patentarse, en el que constan plantas, animales, cuerpo humano, embriones, recursos genéticos y los conocimientos tradicionales, porque según explicaron, en el caso de los conocimientos tradicionales, éstos no pertenecen a una sola persona, sino a un colectivo, sin que eso impida que puedan estar al servicio de los pueblos, nacionalidades y del Estado ecuatoriano.

Daniel Cañola Zambrano, representante de la Asociación de Negros del Ecuador, aseguró que el Código debe ser más específico en el tema del intercambio de conocimientos en materia de salud. “No es lo mismo que el médico de Quito vaya con su conocimiento a curar en las comunidades, en donde existen sistemas de atención primaria que están listos para atender enfermedades. Se requiere de tiempo para que esto se ejecute en la práctica”, dijo y aseguró que no debe ser un sistema médico mercantilista, sino humano.

Mientras que Patricio Barahona, representante de la Confederación de Pueblos, Organizaciones Indígenas y Campesinas de Ecuador, aseguró que es un acierto que el código incentive la investigación, pero que es necesario que exista producción de conocimiento científico.

Según explicó Raúl Abad, presidente de la Comisión, fue una tarea compleja el sistematizar las observaciones recibidas en todo el país. “Hoy terminamos la discusión, pero se cierra con un buen sabor de boca. Queremos encontrar los mejores argumentos para que la ley defienda el patrimonio y que seamos un país que pueda salir adelante a través de la creatividad y el ingenio de sus habitantes”, concluyó.

MC/pv