INTERVENCIÓN PLENO Nro. 734

Jueves, 21 de octubre del 2021 - 19:17 Imprimir

Un saludo a todos los jóvenes y familias ecuatorianas, en especial a mis mandantes en la provincia del Guayas.

Señoras y señores asambleístas, como miembro de la bancada UNES, es nuestro deber ético defender los aciertos y logros alcanzados en los 10 años de gobierno de la Revolución Ciudadana, en cuanto a derechos humanos de todos los ciudadanos, sobre todo, el incremento del presupuesto en salud, educación gratuita e inversión en programas sociales.

Con respecto a becas, se adjudicaron un total de 19 5861, muy superior a las 237, registradas entre 1997 y 2006, a fin de que estudiantes y docentes se capaciten en las diferentes áreas del conocimiento, impulsando como nunca antes en la historia del Ecuador, la formación y capacitación de las y los ciudadanos en las mejores universidades del mundo, donde el 98% de esos ciudadanos trabajaban en diferentes entidades públicas y privadas.

Mucho se habla y discute del apoyo que las autoridades nacionales debemos brindar al sector educativo. En este Pleno se ha escuchado, en diversas ocasiones, sobre la importancia de destinar recursos económicos a la formación y capacitación del talento humano nacional. Tema en el cual estoy totalmente de acuerdo, ya que una educación de calidad es imposible si no recibe los recursos necesarios. Pero ¿en realidad hemos cumplido con dichos postulados?, o es acaso que los discursos aquí pregonados, se han quedado en eso, en palabras y debates sin acciones concretas, en leyes que no son apegadas a la realidad que muchos estudiantes y profesionales tienen que afrontar.

Como es de conocimiento general, el Estado ecuatoriano a través de sus distintas dependencias, oferta un sinnúmero de programas de becas, ayudas económicas y créditos educativos para financiar los estudios superiores de tercer y cuarto nivel dentro y fuera del país. Programas que muy acertadamente se dio gran apertura durante el gobierno de la Revolución Ciudadana y que lamentablemente, desde los últimos cuatro años del peor cogobierno de la historia, Moreno-Lasso, se quiso dejar de lado. Recordemos que, de forma inhumana, nuestros becarios internacionales fueron abandonados durante la 

pandemia, muchos de ellos durante la crisis que nos afectaba a nivel mundial debido a la enfermedad por el Coronavirus (COVID-19), se vieron envueltos en la desesperación de vender lo poco que tenían para cubrir al menos su necesidad básica de vivienda, tuvieron que sobrevivir, porque el peor cogobierno de la historia no les asignaba los recursos cuando más lo necesitaban.

Una beca constituye una subvención que el Estado otorga para que estudiantes y profesionales puedan cursar sus estudios y por su naturaleza, se entiende que esos recursos asignados no deberían ser devueltos. Sin embargo, debido a procesos de liquidación aplicados por la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (SENESCYT), muchos becarios tienen la obligación de reembolsar los recursos que recibieron por dicho concepto, escúchese bien, los becarios pagan a SENESCYT dineros que supuestamente fueron “mal utilizados”, pese a haber obtenido el título académico. Es decir, cumplieron con su compromiso y obligación de estudiar y aun así se los castiga.

Señores asambleístas, ya se podrán imaginar la situación en la que muchos estudiantes y profesionales se encuentran. Tenemos becarios internacionales que una vez que retornaron al Ecuador, no han podido encontrar trabajo y encima de todo, han sido obligados a pagar a la SENESCYT, y evidentemente, de no hacerlo, son sometidos a procesos coactivos que asfixian sus ya complicadas y precarias situaciones económicas. La misma historia la sufren los que creyeron en los supuestos créditos de estudios con beneficios para estudiantes.

La crisis económica es una realidad y existen miles de ecuatorianos que no encuentran un empleo adecuado. Según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), la tasa de desempleo hasta agosto de este año, en el área urbana, alcanzó el 6.2%, y en el área rural, alcanzó el 2.2%. Adicional a esto, según la misma institución, en agosto 2021 el ingreso promedio mensual de un hombre fue de USD 300 dólares y de una mujer fue de USD 258 dólares.

Todo esto ha desembocado en una nueva ola migratoria, como aquella del feriado bancario del año 1999, todo debido a la falta empleo y, por ende, la falta de recursos económicos para llevar un pan a la mesa en sus hogares y para cubrir sus diferentes obligaciones financieras, llevando a miles de ecuatorianos a poner en riesgo su vida, la de sus hijos menores de edad y familias enteras. Esto sin duda merece otro debate más serio y profundo, para juntos buscar una salida con propuestas de leyes que se ajusten y cumplan con las necesidades

de los ecuatorianos, y no con propuestas o reformas regresivas en derechos, porque entiéndase bien, NO LO PERMITIREMOS.

¡Las leyes y las oportunidades deben ser para TODOS! #PlenoLegislativo #ContigoConTODOS

Por otro lado, según datos proporcionados por la SENESCYT, actualmente existen 8 348 personas que se encuentran en deuda con el Estado por concepto de becas y créditos de estudios, de los cuales 6 940 estudiantes se encuentran actualmente en un proceso coactivo por los mismos conceptos indicados. Dichos procesos coactivos suman más de USD 59.561.000 millones de dólares. Adicionalmente, el monto total adeudado por becas y créditos de estudio asciende a aproximadamente USD 72.700.000 millones de dólares.

Estas cifras solo nos muestran la preocupante y desesperante situación que viven los estudiantes y sus familias. La falta de trabajo sumada a la falta de ingresos dignos que cubran por lo menos la canasta básica, son la mezcla perfecta para que becarios y beneficiarios de créditos de estudio, caigan en deuda con el Estado y por consiguiente en procesos coactivos donde se ordenan medidas cautelares que únicamente agravan la situación.

Recordemos que los ciudadanos adquieren créditos de estudio o aplican a programas de becas con el objetivo de superarse y contribuir con el desarrollo social y económico de nuestra nación. Sin embargo, en nuestro país a los estudiantes se les persigue como si fueran grandes deudores y evasores del Estado; se congelan sus cuentas bancarias, se retienen fondos, e inclusive se dispone la prohibición de ingresar al servicio público.

En cambio, los grandes grupos empresariales, los verdaderos deudores del Estado, ellos no han tenido que afrontar procesos coactivos y judiciales. Hablemos con cifras. Entre el 2018 y 2019, las 15 empresas que más debían al Estado por concepto de deudas tributarias, sumaban un monto total de USD 1 638 millones de dólares. Estas 15 empresas se concentraban en las industrias: petrolera, telecomunicaciones, financiera y bananera, como: ANDES PETROLEUM, OTECEL S.A., BANCO PICHINCHA y REYBANPAC.

Frente a esta enorme deuda, el peor cogobierno de la historia, Moreno-Lasso, expidió el 21 de agosto de 2018, la Ley Orgánica para el Fomento Productivo, Atracción de Inversiones, Generación de Empleo, y Estabilidad y Equilibrio Fiscal, misma que en su artículo primero dispone la remisión del 100% de intereses, multas y recargos derivados del saldo de las obligaciones tributarias; por lo tanto, de los USD 1 638 millones de dólares que adeudaban este grupo de

15 empresas, se condonó, es decir, no se cobró un total de USD 824 millones de dólares.

¿Se comprende ahora los sentimientos de olvido, decepción e indignación que tienen nuestros estudiantes al ser perseguidos por el Estado? El único error de dichas personas fue creer en un sistema que les ha dado la espalda; un sistema que, pese a haber atravesado una las peores crisis sanitarias y económicas mundiales, no ha sido capaz de dar una mano a personas, que lo único que han buscado es superarse, pero claro, a los grupos empresariales sí se les condonó el 50.3% de su deuda.

El monto total adeudado por becarios y beneficiarios de créditos educativos apenas representa el 4,3% del monto total de aquellas 15 empresas deudoras y beneficiarias en mención. Aun así, existe un abismo en el trato diferenciado que han recibido cada uno de estos grupos de personas.

Con estos datos queda en evidencia cual es la prioridad de los gobiernos neoliberales. Es evidente que a la educación se la ve como un negocio lucrativo donde, sin importar la crisis económica que se atraviese, las personas deben pagar por un derecho que el Estado supuestamente debe garantizar, pero claro, a quienes deben cientos de millones de dólares por deudas tributarias, se los perdona. Nunca entenderé como aquellos mal llamados representantes del pueblo, algunos aquí presentes, pueden hablar con total soltura y sin un rastro de vergüenza, sobre la defensa de los derechos de los ecuatorianos que menos oportunidades tienen.

Las reformas al Código Orgánico de la Economía Social de los Conocimientos, Creatividad e Innovación, únicamente buscan dar una mano y respiro a los estudiantes y sus familias; un respiro a la persecución y a la falta de empleo, crisis agravada no solo por la pandemia, sino por la falta de voluntad y decisión política, en la inexistente gestión del peor cogobierno de la historia que hemos vivido. Con estas reformas únicamente se establece un régimen especial de facilidades de pago y no un perdón de multas, intereses o capital adeudado. Facilidades que permitirá extender el plazo de pago de los montos adeudados hasta en 120 meses, es decir, 10 años; lo cual representa un gran beneficio comparado con los dos años que actualmente se concede como facilidad de pago.

Tengan certeza colegas asambleístas, que esta bancada y esta curul no apoyará a los mismos grupos económicos evasores de impuestos. Tengan certeza que esta asambleísta tiene como objetivo trabajar por los que más necesitan, por quienes el cogobierno de Moreno-Lasso, les ha dado la espalda y les cierra las puertas por no pertenecer a los grupos de élite. ¡Las leyes y las oportunidades deben ser para todos! Nuestros estudiantes necesitan ayuda, no podemos continuar en esta quietud y observar impávidos como cientos de jóvenes abandonan sus estudios por falta de oportunidades, de empleo, recursos, y peor aún, deciden arriesgar sus vidas para migrar a otros países.

A todos nuestros jóvenes y familias ecuatorianas que hoy se encuentran en zozobra y desesperanza, mi mensaje es de fortaleza. Recuerden resistir y nunca dejar de luchar por sus derechos. Cuentan conmigo y con toda la bancada UNES. Hemos llegado muy lejos, como para abandonar nuestros sueños y batallas. Juntos vamos a recuperar la Patria que merecemos, esa Patria libre, de desarrollo, de equidad y justicia social, como la que ya vivimos durante la década ganada de la Revolución Ciudadana.

 

Ana María Raffo
Asambleísta por Guayas Unión por la Esperanza - UNES

La asambleísta por Guayas, Ana María Raffo, fue elegida en los comicios nacionales de febrero de 2021 con la más alta votación en su cantón Milagro, perteneciente al distrito 4, por la Unión por la Esperanza-UNES.

La provincia del Guayas y el distrito 4 ratificaron una vez más su fidelidad, al proceso de Revolución Ciudadana que gobernó el Ecuador durante 10 años, lo que se refrenda en el amplio respaldo que logró.

Especializada en comunicación estratégica empresarial e institucional, su compromiso y experiencia en el servicio público son de catorce años al haber colaborado en distintas instituciones, áreas y responsabilidades durante el proceso de transformación más importante que ha vivido el Ecuador contemporáneo.

Las instituciones en que ha desempeñado responsabilidades son: la Asamblea Nacional del Ecuador, Inmobiliar, Celec, Secob y la Presidencia de la República del Ecuador.

Fue colaboradora muy cercana del expresidente, Rafael Correa Delgado, en el despacho presidencial por el lapso de cuatro años.

Tiene una maestría en Dirección de Comunicación por la Universidad de las Américas, UDLA, de Quito, y es licenciada en Diseño y Producción Audiovisual por la Escuela Politécnica del Litoral, ESPOL, de Guayaquil. Su vasta formación académica ha sido fundamental para el excelente desempeño en todas las actividades que desarrolló durante toda su trayectoria profesional privada y pública.

Integró y fue docente del equipo de titulación de la Maestría Dircom de la UDLA, en 2016 y 2017, así como ponente en el Primer Congreso Iberoamericano DirCom bajo el tema “El Management Estratégico Global. La Comunicación Interna en la Satisfacción Laboral”, en 2015.

También ha publicado trabajos en el ámbito de su especialidad:

“La Comunicación interna en la satisfacción laboral. Un caso en la reforma institucional de la gestión pública del Ecuador”, Editorial Académica Española, 2017.

“Incidencia de la comunicación interna en la satisfacción laboral y la reputación institucional”. Universidad Técnica de Machala, UTMACH, 2016.

Actualmente, como asambleísta de la república, forma parte de la Comisión Especializada Permanente de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología, Innovación y Saberes Ancestrales,  por el periodo 2021-2023. Su compromiso ético con el pueblo y la Revolución Ciudadana, es el de fiscalizar y legislar junto a la ciudadanía por una educación de excelencia, inclusiva y accesible para todas y todos los ecuatorianos, pero especialmente en nombre de los más excluidos, recuperar en las urnas la Patria de la dignidad, soberanía y justicia social con equidad.

Facebook - Ana María Raffo Facebook - Ana María Raffo Youtube - Instagram  - Flickr  -

E-mail - Ana María Raffo

Av. 6 de Diciembre y Piedrahita · Teléfono: (593)2399 - 1000 | Quito · Ecuador

escort bursa

bursa escort

görükle escort bursa eskort bayanlar bursa eskort bursa escort bayan bursa elit escort escort bursa vip escort alanya escort bayan antalya escort bayan bodrum escort