Ley Económica Urgente

Jueves, 07 de noviembre del 2019 - 09:43 Imprimir

Hay que ser honestos: las medidas económicas que pretenden imponernos NO SON NUEVAS. En dos años es la tercera ley económica urgente del gobierno con la misma receta que ya se aplicó en los 90, cuando el país no solo liberó las tasas de interés para que sean los banqueros quienes definan el porcentaje que todos debíamos pagar sino que también disminuyó la protección arancelaria perjudicando nuestra producción nacional y provocando mayor desempleo; permitió la salida de nuestro dinero; debilitó el control de evasión tributaria beneficiando a un grupo reducido de grandes deudores que irónicamente eran los mismos que definían los porcentajes de interés, sacaban dinero y apoyaban estas políticas que también congelaron la inversión social impidiendo que se construyan escuelas, hospitales, vías; y atacaban -además- la implementación de subsidios de los combustibles. Todas éstas acciones que el Gobierno pretende repetir. Con la crisis del 99 todos deberíamos tenerlo bastante claro: la receta no funcionó ni antes y tampoco ahora.

Con esta Ley QUIEREN METER LAS MANOS A LOS BOLSILLOS DE TODOS LOS ECUATORIANOS. ¿Para qué?

Para que unos pocos, que son quienes más ganan vuelvan a pagar menos impuestos y sea la clase media quien costee las deudas perdonadas por el Gobierno a unos cuantos que siguen acumulando riqueza.

Con la propuesta de reforma del Código Tributario toda la información que reposa en las bases de datos del Servicio de Renta Interna (SRI) tendrá el carácter de RESERVADO. Con lo cual se vuelve a beneficiar, como en los 90, ÚNICAMENTE a los grandes evasores y así evitar que cualquier ciudadano verifique si pagaron o no sus impuestos.

Por eso no debemos permitir el engaño. Esta Ley no busca el equilibrio fiscal ni estimula la inversión y mucho menos estimula el empleo. Esta ley, hay que decirlo, se convierte en un nuevo salvataje a los grandes deudores del Estado, a quienes este mismo Gobierno les perdonó sus deudas bajo la figura de la remisión. ¿Hasta cuándo vamos a callar? hasta cuando en este país se seguirá perdonando a quienes más tienen?

El gobierno asegura que perdonando a los GRANDES DEUDORES el pago de intereses, multas y recargos recaudará este año unos 602 millones de dólares; pero, ¿cuánto deja de percibir? Según el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Central, el SRI no recibiría el 1,5 % del PIB del 2018. De ese monto, el 82% se concentra en solo 100 deudores más grandes. Es decir, PARA BENEFICIAR A 100 ECUATORIANOS NOS SIGUEN ENDEUDANDO A TODOS.

Además, es irresponsable pretender modificar 22 leyes en un mes; es peligroso hacerlo cuando la cuarta parte del proyecto (es decir 106 artículos) se refieren a temas tributarios que afectan directamente a la gente; y es absurdo hacerlo cuando el propio EJECUTIVO ha reconocido que no existen estimaciones para medor el impacto de sus medidas. Es decir: IMPROVISA.

Cómo podemos estar de acuerdo en platear una reforma para que las universidades oferten maestrías sin autorización del (CEACES) que solo podría hacer control posterior en un plazo máximo de 2 años desde el inicio del programa. La educación de nuestros jóvnenes es sagrada y no podemos permitir que nuevamente se convierta en un vil negocio!!! Todos debemos recordar las universidades de garage que existieron hace 10 años atrás. Cuánto daño nos hicieron, volver a lo mismo es, por decir lo menos, irresponsable. ESO NO ES HACER PATRIA!!!

Para finalizar quiero hacer algunas puntualizaciones:

Primero: Con esta propuesta regresa la denominada “ley de responsabilidad fiscal” que fue parte de un acuerdo con el FMI en 2003. Lo que significa que a pesar de que el país tenga plata para invertir en Seguridad Social, Educación, Salud o Infraestructura, NO PODRÁ HACERLO, PORQUE PRETENDEN IMPONERNOS un techo de inversión máximo… Eso es gastar la plata en la gente??? pero eso sí, para pagar la Deuda que contraigan con organismos como el FMI, NO HABRÁ TOPE MÁXIMO.

Segundo: Regresa la Junta Bancaria y sus miembros serán designados a dedo por el presidente. Y entre otras cosas, esta junta no sólo que concentrará todas las decisiones de política financiera y bancaria del país, sino que se les atribuye la competencia para fijar las tasas de INTERÉS… Es decir que banqueros definirán cuáles serán las tasas de interés que todos tendremos que pagar?...

Tercero:  Se regresa a un sistema en el que se debilita el manejo de liquidez. Eso significa, que ya no se exige que la plata que depositamos en un banco se mantenga en Ecuador para que sirva de respaldo para aumentar la oferta crediticia. Ahora los banqueros podrían sacar nuestra plata, lo que provoca que no exista circulante y se genere el escenario ideal para justificar un incremento de las tasas de interés e incluso, podría ser un escenario riesgoso para la dolarización.

Cuarto: Regresa la burocracia dorada. Mientras se pretende bajar los sueldos de los funcionarios públicos y ya se han despedido a cerca de 28mil personas, el Ejecutivo ahora propone que los miembros del Directorio del Banco Central autónomo, designados a dedo por el Presidente, trabajen a tiempo parcial, puedan trabajar en el sector privado, y no tengan control jurídico ni político –en otras palabras: impunidad-

Lo que queda claro es que estas medidas benefician a ciertos actores del sistema financiero bancario y no al aparato productivo. Que no pretendan engañarnos diciendo que servirá para generar empleo.

Esta ley nos dejará más endeudados como país y con menos plata en nuestros bolsillos para mantener a nuestros hijos…

Marcela Holguín
Asambleísta por Pichincha Otros Movimientos

Asambleísta por la provincia de Pichincha | Integrante de la Comisión De los Derechos de los Trabajadores y la Seguridad Social | Visita mi Perfil

 

Facebook - Marcela Holguín Facebook - Marcela Holguín Instagram  -

E-mail - Marcela Holguín

Av. 6 de Diciembre y Piedrahita · Teléfono: (593)2399 - 1000 | Quito · Ecuador