Comisión de Fiscalización escuchó criterios de expertos y de la academia sobre pruebas rápidas para detección de VIH

Miércoles, 12 de junio del 2019 - 16:53 Imprimir Elaborado por: Sala de prensa

La Comisión de Fiscalización y Control Político, presidida por Johanna Cedeño Zambrano, recibió criterios de expertos y de la academia en torno a las pruebas rápidas para la detección de VIH, así como su eficiencia y calidad, en el marco del análisis de la denuncia del portal La Posta relacionadas con el Ministerio de Salud Pública, respecto de la aplicación de estos dispositivos.

Efraín Soria, de la Fundación Equidad, explicó el funcionamiento de las pruebas rápidas y cuáles son los factores que en un momento determinado pueden dar como resultado un falso positivo (que ha contraído el virus) o falso negativo (que no ha contraído el virus), uno de ellos, el período de ventana (tiempo que va desde que tuvo una relación riesgosa hasta que se somete a la prueba), que puede fluctuar entre los 15 días días a seis meses.

El éxito de la prueba depende de las condiciones del organismo de quien se somete a ella, porque los dispositivos de cuarta generación son capaces de detectar, no solo la presencia del virus, sino la reacción del cuerpo frente a él. Siempre es necesario que el interesado se someta a una segunda prueba, con un dispositivo de otra marca para saber si es o no potador del virus, dijo.

Mientras, María Elena Acosta, de la Fundación Kimirina, aseguró que las pruebas de tamizaje deben aplicarse de manera universal, es decir a toda la población para así llegar al 90 % de gente que pueda portar VIH, porque solo así se podrá combatir eficientemente este virus.

Indicó que efectuar un diagnóstico temprano es fundamental para evitar el riesgo de contagio, toda vez que la transmisión sexual es 26 veces mayor durante la infección aguda, que al inicio de ella.

Luego, intervinieron los catedráticos Francisco Rojas y Paúl Cárdenas, de la Universidad San Francisco de Quito, quienes indicaron que sí es adecuado aplicar este tipo de pruebas, que deben ser practicadas por personas debidamente capacitadas y que los niveles de sensibilidad y especificidad corresponden a las especificaciones del fabricante.

Finalmente, sobre los controles ejercidos por la Agencia de Regulación y Control Sanitario (Arcsa) se cumplieron con base en los elementos con los cuales contaron para la respectiva evaluación. Dijeron que su análisis es exclusivamente académico, sin ningún juicio de valor, a fin de aportar al estudio que realiza la Comisión de Fiscalización y Control Político de la Asamblea.

EG/ea

 

Av. 6 de Diciembre y Piedrahita · Teléfono: (593)2399 - 1000 | Quito · Ecuador